Acupuntura

 

La fluidez de la unidad mente-cuerpo

Manteniendo el principio de unidad mente-cuerpo, y porque somos capaces de cambiar incluso el funcionamiento del organismo con nuestros pensamientos y actitudes, os ofrezco un vistazo a esta técnica utilizada por la medicina tradicional china para tratar desordenes en el flujo de energía corporal. Recordemos que la medicina china es una ciencia integral mente-cuerpo y en este sentido es totalmente holística.

 

 La medicina china es una ciencia integral mente-cuerpo y en este sentido es totalmente holística

 

Pero antes que nada, ¿en qué consiste la acupuntura? En esta técnica se activan los puntos y canales energéticos del Qi (o energía vital) mediante la inserción de finas agujas a través de la piel. También puede utilizarse la presión digital en dichos puntos, lo cual se conoce comúnmente como digitopuntura. Para los orientales en general y, en este caso, para los chinos en particular, esta técnica es utilizada para equilibrar los 5 elementos en el organismo y consideran su aplicación siempre preventiva, ‘como el jardinero que cuida su jardín, arrancando las malas hierbas y manteniendo armoniosamente el equilibrio’. Sin embargo, cuando la dolencia o enfermedad se instalan, la acupuntura es utilizada como complemento del tratamiento alopático para equilibrar el flujo de energía (Qi) a través de los canales y compensar la carencia o el exceso de ésta en un área determinada.

 

Creo oportuno aclarar que los profesionales de la acupuntura han invertido años de estudio, existe innumerable literatura sobre el tema, por lo que no pretendemos profundizar en tratamientos. El objetivo es ofrecerte una idea de su filosofía, en qué consiste su práctica y mostrar los beneficios de la acupuntura para equilibrar estados mentales a través del conocimiento de sus principios de acción.

 

El ser humano es la comunión del cuerpo (órganos) y la mente; todos sabemos que un pensamiento negativo recurrente genera una emoción la cual, si es intensa y continuada en el tiempo puede ocasionar dolencias físicas. Es lo que se conoce como enfermedades psicosomáticas. ¿A quién no le han sucedido episodios de gastritis cuando pasa un período de mucho estrés?, o ¿a quién no le ha dolido (literalmente) el corazón cuando vive la pérdida de un ser querido?. En nuestra cultura occidental, las personas que sufren de enfermedades psicosomáticas son a menudo tratadas de una manera condescendiente, sin entender que justamente estas personas están demostrando un aparato mental y emocional admirablemente resistente, así como una capacidad inconsciente de decidir la opción menos desorganizadora que representa una enfermedad física (en lugar de un desequilibrio mental).

Los cinco elementos y las emociones

 

Así como lo mencionamos en el artículo de Feng Shui publicado en nuestra segunda edición (www.creartemagazine.com), dentro de la tradición china, las energías de los 5 elementos y de los opuestos ying-yang influyen en el recorrido de la energía del hogar. Pues bien, igualmente estos 5 elementos y las polaridades tienen su representación dentro del cuerpo humano, concretándose en 5 sistemas de órganos base:

  • Hígado - vesícula biliar (madera): representa la primera línea de defensa emocional del cuerpo y es el responsable de recuperar la energía cuando hay agotamiento. Es el encargado de mantener el equilibrio en el flujo de la energía y por tanto la coherencia de las emociones. Este sistema es el responsable de la toma de decisiones y su materialización. Se ve afectado por la ira y la frustración.
  • Corazón - intestino delgado (fuego): impulsa la sangre y mantiene la conciencia, expresándola a través de la personalidad y la comunicación. Se afecta por las emociones súbitas de alegría, pena o miedo.
  • Bazo - estómago (tierra): su función es la de sostener los demás órganos y distribuir los fluidos, desde el punto de vista psicológico, gobierna la incorporación y asimilación de las ideas. Se ve afectado por la angustia o cavilación constante (o temor).
  • Riñón - vejiga (agua): fuente de la fuerza de voluntad y de la expresión. Se afecta por el miedo y la pena
  • Pulmón - intestino grueso (metal): su función es la de tomar la esencia del aire y de los alimentos para ser posteriormente distribuida. Una deficiencia en este sistema ocasionada por la tristeza o ansiedad, nos hace vulnerables a las críticas ajenas, así como a las enfermedades infectocontagiosas.

 

Es importante aclarar que cuando hablamos de los órganos, no lo estamos haciendo en el sentido físico estricto, sino de los sistemas y su simbolismo en constante intercambio energético. Estos sistemas se comunican entre sí a través de una vasta e invisible red de canales que transportan el Qi y la sangre, los cuales se vacían unos en otros, se cruzan y conectan el interior con el exterior del cuerpo. Los puntos de acupuntura se encuentran en pequeñas depresiones de la piel llamados ‘men’ o ‘puertas’, a los cuales se accede a través de la inserción de agujas o presión digital.

 

¿Qué puedes esperar de un tratamiento de acupuntura?

 

El terapeuta hace una evaluación a partir de los síntomas físicos, antecedentes históricos o familiares, problemas pasados o presentes, historia médica, entorno (social y natural), forma de vida (trabajo y hábitos) y la psicología (emociones, pensamientos, relaciones). Observa el color y textura del rostro y de la lengua, además de palpar el cuerpo y el pulso. Esta evaluación le permite detectar deficiencias o excesos en alguno de los sistemas. Seguidamente, identifica a través del tacto, las ‘puertas’ a través de las cuales inserta finísimas agujas de acero inoxidable. En este momento, el paciente puede sentir un pequeño pellizco y posteriormente puede tener sensaciones de hormigueo, pesadez, sensibilidad o presión; todos indicativos de que la energía está fluyendo. Sin embargo, la respuesta al tratamiento es absolutamente personal, así como la duración y frecuencia de las sesiones.

 

La respuesta al tratamiento es absolutamente personal, así como la duración y frecuencia de las sesiones

 

Digitopuntura de primeros auxilios

 

Puedes estimular los puntos de acupuntura aplicando presión con la punta de los dedos para aliviar síntomas agudos. Para identificar el punto exacto, basta con sentir que son sensibles al tacto. Usa el dedo índice o cualquiera que no tenga una uña larga para no lastimarte, mantén la presión por un par de minutos y acompáñala con sutiles movimientos circulares. Aquí algunos ejemplos:

 

Dolor de cabeza: 5 cm por encima del tobillo en la cara externa de la pierna + fin del dedo pulgar, en la coyuntura con la muñeca + mitad de la pantorrilla, cara anterior de la pierna

Estreñimiento: en el antebrazo a unos 5 cm del codo (si mueves el dedo medio sentirás un movimiento en este punto).

Ansiedad e insomnio: entrecejo + punto en la muñeca que se contrae al mover el dedo meñique + cara interna de la pierna, unos 5 cm por encima del tobillo.

Dolor de ojos: detrás del pabellón de la oreja (parte superior).

 

Espero que esta milenaria técnica sea de utilidad para incorporarla a tu caja de herramientas de mejoramiento físico, emocional y mental. 

 

Maria Teresa Febreiro

mt@creartemagazine.com

 

 

Si quieres ver el artículo en formato revista ISSUU pulsa AQUI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ien o no en nuestro interior.

Si quieres ver el artículo en formato revista ISSUU pulsa AQUI

 

Anúnciate Natalie Solve Mendips Silvia Clavero Coach Coachner Maria Teresa Febreiro
>>> Apúntate a nuestra newsletter mensual

CREARTE MAGAZINE, S.C.

Todos los derechos reservados © 2012 | Aviso legal | Snik diseño web