Entrenamiento funcional

 

LOS BENEFICIOS DEL DEPORTE EN TU VIDA DIARIA

 

                    

 

El mundo está cambiando. La sociedad y las personas estamos cambiando. Las creencias rígidas de ayer son cuestionadas hoy y sólo sobreviven si logras aplicarlas de forma constructiva y práctica. Y, en lo que se refiere al entrenamiento, una de sus ramas más potentes y actuales pretende la mejora de las capacidades físicas a través del estudio de los comportamientos de la vida diaria del deportista. Esto es lo que conocemos como entrenamiento funcional.
El entrenamiento funcional busca la mejora a partir de los hábitos del deportista en su vida diaria.

Las máquinas de tonificación, habituales en los gimnasios y centros deportivos, sirven para la mejora de fuerza en un plano de movimiento y siguiendo una guía cerrada: estás sentado y empujas un cable hacia arriba y abajo. Este tipo de movimientos, cerrados y aislados, poco tienen que ver con los que realizas en la práctica cuando te levantas de la silla, te agachas para recoger una caja del suelo o subes unos libros a una estantería, para los cuales coordinas diferentes grupos musculares en distintos rangos de movimiento de forma precisa.

El entrenamiento funcional tiene en cuenta esta concepción humana de tu cuerpo y, teniendo en cuenta las necesidades de tu vida diaria, propone ejercicios a partir de patrones naturales de movimiento, atendiendo a lo que en actividad física denominamos ‘cadenas musculares’. De esta manera entrenas movimientos, no músculos de forma analítica.

El objetivo es mejorar la relación entre el sistema nervioso central y el aparato locomotor para que tu cuerpo sea más eficiente en todos tus movimientos
Gracias a este tipo de entrenamiento conseguirás que tu sistema muscular sea más ‘inteligente’, ya que todos los ejercicios provocan una estimulación del Sistema Nervioso Central, que es quien decide y controla cada movimiento. El objetivo es mejorar la relación entre el sistema nervioso central y el aparato locomotor para que tu cuerpo sea más eficiente en todos tus movimientos.

 

Empieza a entrenar funcionalmente

Para hacer entrenamiento funcional puedes utilizar diferentes materiales: TRX, kettlebells, balones medicinales, fitballs, elásticos e incluyendo, por supuesto, ejercicios con el propio peso del cuerpo venciendo la resistencia de la gravedad.

Prueba estos dos ejercicios: 

  • De pie y con los pies separados, un poco más que el ancho de los hombros, flexiona las dos piernas como si te sentases en una silla. Lleva los dos brazos estirados hacia delante para activar el abdomen, álzalos hacia el techo para mayor desarrollo de la musculatura de la espalda. Extiende las piernas y repite esta secuencia 15 veces seguidas.
  • Quédate de pie apoyado sobre una sola pierna y, cuando sientas que estás en equilibrio, cierra los ojos. Al eliminar el canal visual estimulas la comunicación entre el sistema muscular y nervioso central para mantener el equilibrio. Mejorarás tu propiocepción para caminar.

El entrenamiento funcional te permitirá entrenarte de una manera integral con tu cuerpo y tendrás una transferencia muy positiva para tus actividades de cada día. Estaré encantado de que estudiemos tu caso y definamos cómo alcanzar tus objetivos personalizados.
 

 

Jorge Lago
jorgelago@creartemagazine.com

Anúnciate Natalie Solve Mendips Silvia Clavero Coach Coachner Maria Teresa Febreiro
>>> Apúntate a nuestra newsletter mensual

CREARTE MAGAZINE, S.C.

Todos los derechos reservados © 2012 | Aviso legal | Snik diseño web