Metáforas para el cambio

 

"Cuéntame una Historia"

"Los cuentos son la transformación creativa de la vida en sí en una experiencia más poderosa, más clara y más significativa. Son la moneda del contacto humano”, Robert McKee

 

Érase una vez una conferencia en Madrid donde estuve escuchando a los grandes maestros del coaching, aburrida y cansada. Pisó el escenario una mujer, se sentó en el círculo de los maestros y contó un cuento, con atisbos de cariño y emoción. Inmediatamente mi atención se conectó con ella, con los ojos brillantes y fascinada como una niña pequeña. Era Lisa Bloom, fundadora de Story-Coach Inc. Ese fue el día en que me sumergí en el mundo precioso de las historias para el coaching, gracias Lisa.

 

El mundo de los cuentos es grande y tiene una diversidad enorme. Aunque el mundo ha cambiado mucho, todavía nos enseñan verdades intemporales y sabiduría de una manera graciosa e indirecta y nos apoyan a dar sentido a nuestra vida que, en ocasiones, puede parecer complicada. Vivimos siempre deprisa y el escuchar un cuento nos proporciona un momento de tranquilidad, presencia y conexión profunda, nos ayuda a parar el ritmo y reflexionar sobre nosotros y nuestra vida.

Cuando contamos nuestras propias historias definimos cómo vemos la realidad, ya sea la historia de cómo encontramos a nuestra pareja o la historia que contamos para encontrar un trabajo. No sólo contamos hechos porque no somos solamente racionales. Somos emocionales y muchas veces las emociones nos hacen decidir. Las historias incluyen las emociones y pueden tocarnos a un nivel profundo, a veces incluso trabajar en nuestro subconsciente. Las historias de otras personas pueden inspirarnos o darnos esperanza. Nos muestran una perspectiva nueva, algo de lo que nunca hemos pensado, nos abren nuestros horizontes.

 

¿Qué es el poder de los cuentos en nuestra vida y en el coaching? Para mí, la mejor persona para contestar este es Lisa Bloom:

¿Qué es el poder de los cuentos para ti?

 

El poder de los cuentos es la capacidad de conectar con la gente a un nivel muy personal, de inspirarles y de realmente captar su atención. Desde el principio del tiempo nos hemos expresado a través de los cuentos y hemos transmitido nuestro sistema de valores y las cuestiones de la comunidad a través de estas historias.

 

¿Cómo nos ayudan los cuentos a entender nuestra realidad?

 

La gente cuenta historias todo el tiempo. Si por ejemplo es la historia de “cómo he llegado a estar dónde estoy ahora”, no necesariamente cuentan los hechos. Contamos opiniones, nuestro enfoque, nuestros puntos de vista. Te doy un ejemplo: Mi hermana y yo podríamos rememorar nuestra infancia. A veces no sé como crecía ella. En la mayor parte se trata de que cuenta una historia diferente debido a su experiencia personal y su sistema de creencias. Es su historia y es diferente de la mía, a pesar de que crecimos juntas. Las historias crean nuestra realidad. Si escuchas atentamente las historias de otros consigues mucho más que palabras. Consigues imágenes, opiniones, valores y mucha información de cómo la persona ve particularmente el mundo.

 

¿Qué es el poder de los cuentos en coaching?

 

Storytelling y coaching es una metodología entera para mí. Se trata de coaching en un nivel mucho más efectivo porque usas historias para acceder al estado más íntimo de la gente, para poder crear un cambio y nuevas perspectivas y para ayudarles a conseguir sus objetivos. Se trata de que inspiras a los clientes usando tu propia historia o cuentos. Te permite traerles a un lugar en el que nunca han pensado que pudieran estar.

 

¿Cómo nos ayudan historias a sanar nuestras vidas?

 

Tenemos historias con las que vivimos que generan dolor para nosotros. Cuando revelas esa historia de nuestras vidas y observas diferentes maneras para transformarla, mirando más al viaje, la transformación o al resultado que al dolor, alivias el sufrimiento y empiezas a sanar. Ser capaz de encontrar a alguien que escucha tu historia sin juicio y sin tratar de resolverlo, te permite contarla y es un proceso de curación.

A veces nos ayuda a curar nuestra situación cuando escuchamos historias que son inspiradoras porque podemos imaginarnos algo mejor.

 

¿Qué influencia tienen las historias en tu vida diaria?

 

Las historias son como soy yo. Me parece que puedo navegar por la vida de una manera más agradable cuando soy consciente de la historia que vivo.

Cuando se nos presenta una situación que no nos gusta o no se nos da bien, creamos dolor y tensión. Mucho de lo que vivimos es simplemente una historia que podemos contar desde muchas perspectivas. Se puede elegir contar una historia poderosa, hermosa, agradecida y contribuyente o se puede optar por compadecerse y victimizarse. Para mí, el decidir cómo cuento mis historias es una actividad del día a día.

 

¿Algo más que quieres comentar que todavía no te he preguntado?

 

Me gusta animar a la gente a que investiguen sus historias, aprendan un poco sobre ellas y asuman las responsabilidad sobre cómo contarlas, tanto las buenas como las menos buenas. Porque muchas veces simplemente no pensamos en esto y contamos historias que realmente no nos hacen demasiado bien. Una vez que hayas identificado estas historias, busca qué es lo que puedes cambiar en tu perspectiva para que puedas contarlas de una manera en la que te sientas mejor y que sirva para un mejor propósito. Esta es como podemos transformar nuestra vida y hacer un cambio significativo.

 

¿Nos explicarías un cuento que te guste especialmente?

 

Es realmente difícil, hay tantos... Creo que unos de mis cuentos preferidos es “El cuadro de la paz”. La razón por la que me encanta es porque su mensaje es muy poderoso, trasmite la idea de que incluso en los peores momentos, cuando todo parece destructivo, la paz es posible simplemente porque está en nuestros corazones, no hace falta buscarla en el exterior.

 

Por último quiero compartir con vosotros el maravilloso cuento de “El cuadro de la paz”:

 

Había una vez un rey que ofreció un premio al artista que pudiera pintar el mejor cuadro de la paz. Muchos artistas lo intentaron. El rey miró a todos los cuadros. Después de mucha deliberación se quedó sólo con los últimos dos y tuvo que elegir entre ellos.

Un cuadro era un largo tranquilo. El lago era un espejo perfecto de las montañas tranquilas que dominaban su alrededor. Encima, nubes suaves y blancos flotaban en un cielo azul. Todos los que miraron el cuadro dijeron que éste era el cuadro perfecto de la paz.

El segundo cuadro tenía también montañas. Estas montañas eran escarpados y desnudas. A lo alto había un cielo enfadado gris del que brotaba lluvia. Rayos destellaban. En el lado de abajo de la montaña caía una cascada espumante. No parecía ser un lugar pacífico en absoluto. Pero, cuándo el rey miró el cuadro de cerca, vio que detrás de la cascada había un arbusto pequeñito que crecía sobre la roca. Dentro del arbusto había construido un pájaro su nido. Allí, en el medio del torrente de las aguas turbulentas, se sentaba una madre pájaro en su nido. Ella era la imagen perfecta de la paz.

El rey eligió el segundo cuadro“porque” explicó, “la paz no sólo es un lugar donde no hay ruido, ni problemas, ni trabajo duro. La paz es, en medio de las cosas como son, encontrar tranquilidad en tu corazón. Ese es el verdadero significado de la paz”.

 

Natalie Jovanic

nataliej@jovanic-coaching.com

 

Si quieres ver el artículo en formato revista ISSUU pulsa AQUI

Anúnciate Natalie Solve Mendips Silvia Clavero Coach Coachner Maria Teresa Febreiro
>>> Apúntate a nuestra newsletter mensual

CREARTE MAGAZINE, S.C.

Todos los derechos reservados © 2012 | Aviso legal | Snik diseño web