Tengo un límite

CÓMO ACABAR CON LAS TOLERANCIAS Y ESTABLECER LÍMITES

 

 

¿Alguna vez has notado que hay aspectos en tu vida que te restan energía? Una cisterna que gotea, un vecino que hace demasiado ruido, una amistad con la que tienes una relación desequilibrada y que no te aporta nada... Pueden ser algunos de ellos. Son factores que soportas pero que, a la larga, pueden convertirse en un problema por ser una fuga de energía constante. ¿Qué te impide ponerles fin? Te animamos a que los analices y les pongas remedio cuanto antes, tu energía es muy valiosa y merece ser empleada para fines más útiles. A continuación te damos unas pautas para que empieces a trabajar en ello.
Cómo acabar con las tolerancias y establecer límites


PASO 1.- Decide cuál es y no es un comportamiento aceptable en otra persona

Cada persona decide qué esta bien y qué no está bien para él o ella. Qué comportamientos son inaceptables o ligeramente aceptables para una persona es diferente que para otra. Establece más límites de los que necesitas. Por ejemplo, dos niveles del mismo límite serian:
 

Limite básico

Limite estricto

Nadie me puede agredir

Nadie puede subirme la voz

Nadie puede aprovecharse de mi

La gente debe apreciar lo que hago por ellos

La gente a la que quiero debe mostrar cariño por mi también

Mis amigos íntimos deben hacer cosas agradables para mi.


Estableciendo límites te proteges de cierta gente y comportamientos; fijas estándares que la gente debe respetar para ser aceptado en tu vida.


PASO 2.- Saber qué hacer si alguien muestra un comportamiento inaceptable

Los habitantes del castillo levantaron el puente cuando pudieron ver a los enemigos galopando hacia el castillo. Esto asume que tenían un centinela que pudo avisar a tiempo para levantar el puente. Tú también debes ser capaz de ‘sentir’ cuando los límites están en peligro de ser violados, antes de que hayan sido cruzados. Esta sensación es una habilidad que toma tiempo desarrollar, pero gradualmente se convierte en una segunda naturaleza cuando te familiarizas con tus limites.

Cuando te das cuenta de que alguien está cruzando un límite, las opciones para la acción incluyen decidir si:

• Informar: “Sabes que me estas hablando alto? (hiriéndome…etc.)
• Pedir: “Te pido que me agradezcas lo que he hecho por ti”
• Instruir: “ Necesito de ti que no me toques cuando estas enfadado”
• Avisar: “No debes hablar conmigo usando esas palabras”
• Declarar: “Para, para. Te pido que te pares, ahora.”
• Marcharte: “Lo que estas diciendo (haciendo) es inaceptable para mi. Estoy abierto a resolver esto contigo cuando seas capaz de  hacerlo razonablemente. Ahora me marcho para protegerme a mi mismo”


PASO 3.- Hazlo, sin tener en cuenta las consecuencias

Tú eres el único que puede proteger tus límites. Habitualmente esto requiere que tú digas algo, hagas algo, o te marches. Tratarte bien a ti mismo respetando tus limites (y pidiendo a otros que los respeten) es más importante que las consecuencias temporales que pueden sucederte cuando eliges vivir de esta manera.

 

PASO 4.- ¿Qué estás tolerando?

Haz una lista de los aspectos de tu vida que están tolerando pero que, de alguna forma, te están restando energía. Para empezar a tratarlos  debes empezar por darles nombre, por detectarlos primero.
 

 

Anúnciate Natalie Solve Mendips Silvia Clavero Coach Coachner Maria Teresa Febreiro
>>> Apúntate a nuestra newsletter mensual

CREARTE MAGAZINE, S.C.

Todos los derechos reservados © 2012 | Aviso legal | Snik diseño web