TERP (Terapia Expresiva de la Risa Profunda)

La meditación de la Risa Profunda como vía de transformación

 

Evolutivamente, la risa es una forma de comunicación pre-lingüística orientada a establecer lazos de confianza entre los miembro de un grupo, aliviar las tensiones producidas y mantener a la comunidad unida.  La risa que todos conocemos es la risa social y está provocada por algún acontecimiento externo: un chiste, una situación absurda, etc. Sin embargo, cuando hablamos de la meditación de la risa profunda nos referimos a una experiencia diferente.

La risa profunda es una experiencia que surge de la intención consciente de desear reír sin la necesidad de motivos. Esta forma de reír nos sumerge en un ligero trance, experiencia altamente beneficiosa, y para llegar ahí debemos aprender una pautas muy sencillas y preparar el cuerpo energéticamente a través del movimiento y la respiración. Estas pautas y esta preparación corporal es lo que llamamos TERP (Terapia Expresiva de la Risa Profunda). Cuando una persona se inicia en esta práctica comienza por aprender a sumergirse en este trance, experiencia al alcance de cualquier persona. Adentrarse en la risa profunda implica una "muerte psicológica", es dejar al ego por un momento para viajar por territorios instintivos, libres de la carga cultural. La propuesta de la risa profunda implica una actitud de entrega. Esto a nivel corporal es permitir que el cuerpo se exprese libremente. Operamos entonces desde el núcleo de nuestro cerebro (el cerebro instintivo) facilitando entre otras cosas que lo reprimido tome una forma expresiva.

 

¿A qué niveles de actúa de la Risa Profunda?

El viaje de la risa profunda es una poderosa experiencia sanadora que actúa a 7 niveles simultáneamente. Bioquímico: El trance de la risa profunda suele durar entre 30 minutos y 2 horas. En este tiempo, el cuerpo segrega altos niveles de endorfinas que refuerzan el sistema inmunológico, actúan como anticancerígenas, relajan las tensiones, alivian los dolores, etc. Físico: Al reír liberamos el diafragma. El miedo nos lleva a contraer el diafragma, produciendo una respiración deficitaria y en su consecuencia a tener cuadros de ansiedad cronificados. La risa profunda sacude enérgicamente el diafragma facilitando un movimiento de contracción - relajación fluido, lo que se necesita para tener una respiración sana y vivir el momento presente. Emocional: Con la risa profunda soltamos el control para que lo reprimido pueda ser expresado y ganar así más energía creativa para la vida presente. Energético: Las emociones reprimidas dejan una huella en nuestro cuerpo en forma de tensiones y  cuando esto se repite en el tiempo las tensiones se cronifican. Cuando aflojamos estas tensiones con la vibración de la risa profunda y expresamos la emoción asociada, la energía fluye, sintiéndonos presentes y vitales. Relacional: Cuando la energía fluye podemos mirar al otro sin juicios, los lazos se estrechan y experimentamos estar en presencia del otro con un corazón activo y vital. Consciencia: El viaje de la risa profunda es un entrenamiento de auto-observación: tras el desbloqueo corporal, emocional y energético deviene una secuencia de "darse cuenta", sobre  aspectos de sí mismos que antes eran puntos ciegos. Espiritual: La risa profunda es una experiencia de meditación y cuando se alarga en el tiempo y la energía fluye libremente las personas pueden vivenciar, por un momento, un éxtasis, sintiéndose conectados y plenos.

 

¿Cómo se lleva a cabo la TERP?

La TERP, que son las siglas de "Terapia Expresiva de la Risa Profunda", es una práctica vivencial indicada a toda persona deseosa de tener una vida más satisfactoria, inquieta con su crecimiento y buscadora de su propio potencial como ser humano. Es una práctica que se realiza en grupo y es una experiencia eminentemente corporal. En cada sesión utilizamos el movimiento espontáneo, el baile consciente, la risa profunda y la respiración consciente, como recursos que van hilándose en un proceso continuo siguiendo las cuatro intenciones del proceso TERP: soltar, conectar, expandir y ser.

El proceso pone énfasis en ayudar a restablecer el flujo energético de la persona activando su potencial vital. Esto lo conseguimos facilitando los siguientes aspectos: ampliando la capacidad respiratoria, movilizando diferentes partes del cuerpo con el objeto de aflojar las tensiones cronificadas y flexibilizando la rigidez muscular, ideológica y emocional, facilitando la expresión de la carga emocional reprimida.

La integración de la risa profunda en este proceso facilita la reconexión energética entre nuestra parte baja del cuerpo y la de arriba. Esto sucede debido a la liberación del diafragma y la vibración corporal que produce la risa. El trance de la risa profunda facilita el reencuentro con nuestro corazón, actúa como antídoto a los efectos negativos del exceso del miedo.

En última instancia, debido a que el proceso TERP es una vivencia, sólo se puede descubrir mediante la experiencia directa.

 


Enrique Aguilar Ferraz
Fundador y director del Instituto TERP
www.institutoterp.com

Anúnciate Natalie Solve Mendips Silvia Clavero Coach Coachner Maria Teresa Febreiro
>>> Apúntate a nuestra newsletter mensual

CREARTE MAGAZINE, S.C.

Todos los derechos reservados © 2012 | Aviso legal | Snik diseño web